Qué es el DNS

¿Qué es el DNS, para qué sirve y cómo funciona?

Para entender cómo funciona la web hace falta conocer algunos conceptos como lo es el DNS. Sobre todo si lo que tenemos en mente es emprender un proyecto en la web, como es el caso de las páginas o los sitios web. Así que, sin más que decir, comencemos con la inducción.

Sistema de Nombres de Dominio

Las siglas DNS, corresponden a las iniciales del Sistema de Nombres de Dominio (en inglés, Domain Name System). Este sistema descentralizado es el encargado en traducir secuencias de caracteres legibles por una persona (nombres de dominio), a un código binario (dirección o código IP).

Para lograrlo, este sistema operativo cuenta con una base de datos que almacena todos y cada uno de los nombres de dominio existentes en la web. Lo que nos lleva a hacernos la pregunta ¿Qué es un nombre de dominio?

¿Para qué sirven los nombres de dominio?

Bien, un nombre de dominio es un conjunto de etiquetas que sirven para identificar a un sitio web. Por ejemplo, youtube.com, mail.google.com, es.wikipedia.org, etc. Los cuales, al ingresarlos en la barra de direcciones del navegador, nos dirigen automáticamente al sitio web correspondiente.

Los nombres de dominio hacen posible que las personas identifiquen un sitio web con mayor facilidad. Ya que a simple vista, es mucho más sencillo recordar “youtube.com”, que un código binario como “167.88.657.345”.

En la web existen miles de millones de sitios web, y cada uno de ellos tiene un nombre de dominio que lo identifica. Todos y cada uno de estos nombres tienen que ser registrados en el DNS, cuidando que no exista ninguna coincidencia. Una vez registrado el nombre de dominio, el sitio web junto con un servicio de hosting, estará disponible en la web para cualquier navegador.

Ahora, ¿Cómo funcionan?

El proceso comienza cuando un usuario quiere acceder a un sitio web. Para lograrlo, el usuario lo que hace es ingresar el nombre de dominio en el navegador, por ejemplo “youtube.com”. Una vez hecho esto, el navegador realiza una conexión con un servidor DNS. Este último interpreta la acción como una “petición”.

Al momento en que el servidor recibe la petición, realiza a su vez una petición, valga la redundancia, al servidor correspondiente de la “zona de seguridad”. En este caso es el servidor “.com”. El cual tiene en su sistema todos los nombres de dominio y las direcciones IP de los servidores donde están alojados (hosting).

Una vez el servidor .com haya localizado la dirección IP correspondiente, la envía hasta el servidor DNS. Este último, realiza una petición final al servidor al cual corresponde la dirección IP y en el cual se encuentra alojado “Youtube.com”.

El proceso finaliza cuando el servidor de alojamiento encuentra lo que busca y redirige una dirección IP al navegador del usuario. Esta última dirección IP es interpretada por el navegador, quien mediante una conexión de internet comienza a descargar los archivos del sitio web. Lo que finalmente acaba con la visualización de la ventana principal de YouTube. “Sencillo” ¿cierto?

 

Compartir

Leave your comment