Cuáles son las desventajas del alojamiento compartido o hosting compartido

¿Cuáles son las desventajas del alojamiento compartido o hosting compartido?

El hosting compartido es un tipo de servicio que ofrece hospedaje a varios proyectos web dentro de un mismo servidor (servidor compartido). Al igual que sucede en la vida, en el mundo de la web todo tiene ventajas y desventajas. Ante esto, el hosting compartido no es la excepción.

Este tipo de servicio presenta como principal beneficio el bajo costo ante los demás planes pagos. Además de esto, presenta unas desventajas que has de tener en cuenta antes de optar por este tipo de alojamiento.

Recursos limitados

Lo que caracteriza al hosting compartido es el alojamiento de varios proyectos en una misma máquina, servidor o software. Por esta razón los recursos, como el espacio en el disco, el CPU y la RAM se encuentran repartidos entre cada proyecto y propietario. Lo que termina por limitar estos recursos. Ya que si deseas más espacio en el disco por ejemplo, deberás depender del espacio que utilicen o habiliten los demás usuarios.

Problemas de rendimiento

Esta desventaja va de la mano con la anterior, solo que va referida directamente al uso de la RAM del servidor.

En vista de que todos los recursos del software son compartidos, tu proyecto se ve afectado si el tráfico de los demás proyectos aumenta. Lo que acaba por afectar el rendimiento del servidor entero, y por ende la velocidad y fluidez de tu sitio web disminuyen.

Falta de soporte técnico

A pesar de ser un servicio pago, al estar en un servidor que es usado por miles de usuarios, los proveedores tienden a ofrecer un soporte menos personalizado. Ante esta desventaja, lo mejor que puedes hacer es ser cauteloso en la escogencia de tu proveedor. Ya que indudablemente habrá proveedores que ofrezcan mejor soporte técnico que otros.

Vulnerabilidad en la seguridad

Antes que nada, es importante aclarar que en el hosting compartido cada propietario es único dueño y administrador de su información. Sin embargo, hay que tener en cuenta la cantidad de propietarios y sitios web en un mismo servidor. Por esta razón se vuelve inevitable que los problemas de seguridad comiencen a aparecer con el tiempo.

Frente a estas desventajas, lo más importante es que el proveedor que contrates no sea de esos que colapse el servidor por dinero. Es decir, que sea prudente en cuanto al límite de desarrolladores en un mismo servidor. Además de la cantidad, la calidad también es importante, ya que inevitablemente habrá que convivir con los demás propietarios.

Compartir

Leave your comment